¿Qué es la Moissanita y en qué se diferencia del Diamante?

La Moissanita fue descubierta por primera vez en 1893 por un científico francés llamado Henri Moissan, (quien más tarde ganó el Premio Nobel de Química) Quien descubrió partículas microscópicas de Moissanita en un cráter creado por un meteorito que cayó en Arizona. Al principio pensó que había descubierto diamantes, pero luego determinó que los cristales estaban compuestos de carburo de silicio.

La Moissanita natural es increíblemente rara ya que proviene del espacio, es por eso que la Moissanita disponible hoy en día es creada en laboratorio. Después de muchos años de prueba y error, las partículas que Moissan descubrió se sintetizaron con éxito para producir lo que ahora es una de las piedras más brillantes del mundo.

En el último tiempo la Moissanita se ha abierto un espacio propio en el mercado de las piedras preciosas y se comercializa paralelamente al mercado del diamante como una alternativa más económica.

La Moissanita puede confundirse fácilmente con los diamantes, pero es muy diferente en cuanto a composición: El diamante está compuesto de carbón puro y la Moissanita de carburo de silicio, pero diferenciarlos a simple vista no es tarea fácil, incluso el GIA ha declarado que la moissanita es “mucho más cercana al diamante en apariencia y peso general que cualquier otra piedra”.

Veamos algunas de las diferencias entre la Moissanita y los Diamantes:

La Dureza.

La dureza de las piedras preciosas se miden en la escala de Mohs, que evalúa la capacidad de una gema para resistir ser rayada por otra piedra.

En la escala de Mohs, la moissanita obtiene una puntuación de 9,25, una muy buena puntuación que la convierte en una de las sustancias más duras del mundo (más dura que los Zafiros y Rubíes) y muy adecuada para el uso diario en joyería. Los diamantes son el mineral más duro conocido y reciben un 10 en la escala de dureza de Mohs.

El Peso.

La Moissanita pesa mucho menos que los diamantes: un 15% más ligero, para ser exactos. Debido a esto, la moissanita generalmente se vende por largo y ancho en milímetros en lugar de peso en quilates. Una piedra de moissanita que es visualmente equivalente en tamaño a un diamante de 1 quilate en realidad no pesará 1 quilate.

El Brillo.

El brillo se refiere a la apariencia de luz reflejada desde el interior de la gema.

Las moissanitas exhiben un tipo de brillo diferente al de los diamantes, es un brillo más “colorido” que el brillo de los diamantes, es decir, tiene mas fuego. Mientras más grande sea la moissanita, más probable es que la diferencia con el brillo de un diamante sea notable. La moissanita tiene un índice de refracción de 2,65 a 2,69, que es más alto que un diamante.

El Fuego.

El fuego se refiere a la cantidad de destellos de colores que se ven en la piedra.

El fuego de la moissanita tiene una potencia de 0,104, mientras que el fuego de un diamante tiene una potencia de 0,044.

Una forma de diferenciar la moissanita del diamante es examinar el brillo y el fuego de la piedra. La moissanita tiene más fuego y brillo que el diamante; no se nota tanto en piedras más pequeñas, pero en piedras de más de 5 mm, es mucho más notable. La moissanita es conocida por su efecto de “bola de discoteca” porque la luz del arco iris parpadea rápidamente alrededor de la gema. Sin embargo, observar el fuego y el brillo de una piedra no siempre es una forma fiable de diferenciarlos porque un diamante tallado por expertos también tendrá mucho fuego y brillo.

El Indice de Refracción.

El índice de refracción es la capacidad de la piedra para desviar la luz.

La moissanita es birrefringente y el diamante no lo es.

La moissanita tiene un índice de refracción de 2,65-2,69, mientras que los diamantes tienen un índice de refracción de 2,42.

La birrefringencia o doble refracción es una propiedad óptica de ciertos cuerpos, que consiste en desdoblar un rayo de luz incidente en dos rayos linealmente polarizados de manera perpendicular entre sí como si el material tuviera dos índices de refracción distintos.

Para medir el indice de refracción se usan equipos de gemología especiales.

El Precio.

Las Moissanitas tienen precios dramáticamente más bajos que los diamantes en el mismo tamaño de piedras. Las Moissanita generalmente varían en precio solo según el tamaño y el corte. Los precios de los diamantes naturales varían según la forma, los quilates, el corte, el color y la claridad.

La moissanita puede costar entre $ 100 y $ 600 dólares por quilate, mientras que un diamante de un quilate puede costar entre $ 2,000 y $ 20,000 dólares.

El Origen.

Debido a que las Moissanitas se crean en laboratorio, son una opción atractiva para aquellos que buscan una piedra preciosa ecológica, ya que no provienen de la minería. En comparación con las piedras preciosas naturales, los moissanitas creados en laboratorio tienen una huella de carbono más pequeña y un menor impacto ambiental.

¿Como se diferencia finalmente entre una Moissanita y un diamante?

Hay probadores de diamantes que se basan en la conductividad térmica y la conductividad eléctrica.

Los más comunes son los primeros y debido a que los diamantes y la moissanita conducen el calor de manera similar, es posible que la moissanita se lea como un diamante en un probador de diamantes tradicional.

Un probador de diamantes que prueba la conductividad eléctrica de las piedras no debe confundir los diamantes con la moissanita porque conducen la electricidad de manera diferente.

Un análisis gemologico es lo más confiable para diferenciar un diamante de una Moissanita con los equipos específicos para la identificación de piedras preciosas.