Cruz de Caravaca

Cruz de Caravaca

La Cruz de Caravaca es una reliquia con forma de cruz latina de doble brazo  que porta un fragmento de la cruz donde murió Jesucristo. También es conocida como Vera Cruz o Santa Cruz y se conserva en la Real Basílica-Santuario de la Vera Cruz ubicada en la ciudad murciana de Caravaca de la Cruz, España.

Historia de la Cruz de Caravaca

En el siglo XII, el día 3 de Mayo de 1232, el sacerdote D. Ginós iba a dar comienzo la primera misa del Rey moro Zeyt Abuceyt en Caravaca, pero mencionó que necesitaba una cruz para realizar la ceremonia. En ese momento y después de un resplandor celeste, se le aparecieron dos ángeles que descendían con la Cruz de Caravaca y la posaron en el altar. Tras presenciar este evento, la leyenda cuenta que el emir y toda su corte se bautizaron, dejando su religión musulmana y convirtiéndose al cristianismo.

Debido a esta historia la cruz de caravaca se ve representada con dos ángeles que la portan.

Tiempo después y durante la reconquista del reino murciano (en el año 1243), la cruz de caravaca se utilizó como bandera y estandarte mientras resistía los ataques musulmanes, logrando que Caravaca se convirtiera en el bastión de la frontera que dividía los territorios musulmanes y españoles.

Robo de la Cruz

Dos años antes del comienzo de la Guerra Civil Española, la crispación entre los dos bandos cada vez estaba en aumento. Los ataques a la iglesia y sus objetos icónicos estaban a la orden del día. El día 12 de Febrero de 1934 la Cruz de Caravaca fue robada y nunca se encontró al culpable ni la Cruz.

Caravaca pidió al Vaticano si era posible recibir otro trozo de la Vera Cruz para reemplazar el vacío que había dejado el robo de la cruz y 6 años después en 1940, Pío XII aceptó la petición y envió otro fragmento del Lignum Crucis que es el que actualmente se encuentra dentro de la Basilíca.

¿Qué significado tiene la Cruz de Caravaca?

A este símbolo se le suelen atribuir poderes mágicos cuando se utiliza como talismán, para proteger contra catástrofes y peligros como robos o ataques. Aunque uno de los usos en los que más se ha extendido con la Cruz de Caravaca es regalársela a una embarazada. Ya que cuando lo porta una mujer que se encuentra encinta le favorece el parto.

También se le da el significado de protector del mal e incluso se llegaba a utilizar como herramienta de exorcismo.

Oración de la Cruz de Caravaca

Hay muchas oraciones para la Cruz de Caravaca, pero la oración original que se emplea con la Cruz de Caravaca es la del Santo Tomás de Aquino.

Oración de santo Tomás de Aquino:

La Cruz es mi Salvación Segura.
La Cruz es lo que Siempre Adoro.
La Cruz del Señor está Conmigo.
La Cruz es mi Refugio.